bebe no es sociable

Mi bebé no es sociable

Ya desde la más temprana edad, se manifiestan algunas de las características que nos acompañarán por el resto de la vida.  Es frecuente que las madres se preocupen si sus bebés se ponen tímidos o ansiosos frente a los extraños  o familiares distantes, pero esto no tiene por qué significar que su niño tiene algún problema.

No hay razón alguna para preocuparse.  Si el niño será en el futuro alguien  tímido o reservado, es lógico que ya desde bebé se sienta incómodo entre personas que apenas conoce.  Incluso puede ser más simple. Quizás el niño no es retraído o desconfiado, sino que simplemente está demasiado acostumbrado a estar siempre en brazos de sus padres, de forma que el contacto con otros  lo inquieta.

Es normal que entre los 6 y los 7 meses los bebés comiencen a sentirse “raros” cuando están cerca de personas que no pertenecen a su ambiente habitual.  La solución está en quitarle sus miedos y ayudarlo a socializar.

Quitando los miedos  a tu niño

Una estrategia muy recomendada consiste en dejar al bebé en brazos de otros durante un rato y volver después. El procedimiento puede repetirse cuantas veces sean necesarias, porque lo es importante es que el niño se acostumbre a que aunque su madre se vaya, siempre va a regresar.

También hay que ayudarlo a que sociabilice con otros.  Si sus padres lo mantienen entre sus brazos y la otra persona le habla, lo acaricia o juega con él, el bebé se sentirá más confiado. Por un lado, continúa seguro en el regazo de sus papis. Por el otro, que sus padres hayan permitido que “el desconocido” interactúe con ellos es una prueba de que no le hará ningún mal.

En cuanto tengan un poco más de edad, deben estar cerca de otros niños. Ponerlo en una guardería o invitar a los hijos de tus amistades a jugar  a la casa puede ser la buena solución.